Physical Web: el nuevo paso para los negocios

//Physical Web: el nuevo paso para los negocios

Physical Web: el nuevo paso para los negocios

Las etiquetas están en todos lados. Códigos de barras, QRCodes, números de series que identifican paquetes, correspondencia, pedidos, productos e, inclusive, dinero. Hasta nosotros estamos identificados por números: pasaporte, título de elector… Pero, ¿te imaginas si cambiáramos todos eses dígitos por algo que tuviera sentido lógico para todas las personas? Ésa es la idea que está por detrás de la Physical Web, la nueva tendencia tecnológica.

En el mundo actual no hay más separación entre lo virtual y lo real. Estamos siempre conectados. ¿Por qué, entonces, no llevar ese principio también a los objetos? Acceder a informaciones detalladas sobre un producto puede parecer simple, pero no siempre lo es. Cuando el fabricante es una gran empresa, organizada, con presencia en la web y con todo su catálogo de productos en línea, tú logras obtener fácilmente informaciones sobre tu producto en la primera página de tu búsqueda en Google. Sin embargo, esto es una excepción. En todas las otras situaciones, el internauta se va a irritar con los diversos resultados y tendrá que cambiar los términos de la búsqueda dos o tres veces hasta encontrar lo que busca.

Una solución propuesta por la Physical Web para este problema es darles una URL (una dirección de Internet) a todos los objetos. Una acción relativamente simple que permita identificarlos y, al mismo tiempo, proveer informaciones detalladas sobre el producto. O sea: dos problemas resueltos de una única vez. De la misma manera, el fabricante o el propietario pueden mantener informaciones actualizadas sobre sus artículos y dar adiós a los manuales de papel o formularios – ¡sí, la naturaleza agradece!

Para el comercio electrónico y el minorista eso sería una gran evolución. No necesitarían escribir su propia descripción de los productos o, accidentalmente, ofrecer informaciones desactualizadas. Y los vendedores ahorrarían un tiempo precioso y podrían enfocarse en la ayuda a los clientes.

“¡Ah, pero hay el trabajo de tener que digitar todas las URL!”, tú puedes estar pensando. No sería necesario. Con los Bluetooth Beacons, las direcciones electrónicas de los objetos son emitidas y detectadas por dispositivos celulares usando la especificación de código abierto Eddystone, creada por Google.

Las informaciones correctas y accesibles aumentan las ventas. Un consumidor confiado es más propenso a finalizar la compra de un producto que él está seguro que satisface sus necesidades. El sector minorista también puede explotar las ventas móviles in store – para tener una idea, el 41% de los consumidores norteamericanos ya utilizan el celular dentro de la tienda para aclarar dudas sobre productos. Lo mismo no parece ser muy diferente en las tiendas de departamento de las grandes capitales del mundo. Una buena estrategia para los minoristas sería poner un formulario de checkout en la página virtual del producto. De esa forma, evita que el cliente vea los datos del producto en la competencia y termine comprando allá y, además, disminuye las temidas filas en las cajas en los días próximos a fechas como Navidad y el Día de la Madre. ¡Arroje la primera piedra quien nunca haya desistido de llevar un regalo al ver una enorme fila a la hora de pagar!

¿Cuál es el costo para implementar esta tecnología? Cero. Son cambios operativos simples, como imprimir bit.ly/bolsa123 en vez de 9232123312212 o publicar una página web en vez de imprimir miles de hojas en manuales. Son acciones que el minorista puede exigirle a la industria sin que ésta se queje – al contrario, inclusive puede agradecerlo. Tampoco sería una tarea complicada hacer pequeños ajustes en los programas de las tiendas para ahorrarles a los clientes tener que digitar la URL del producto y crear caminos virtuales que incentiven la compra allí mismo.

Como todos estamos conectados 24 horas por día, la Physical Web ya es una realidad. Basta conectar los puntos y explorarla para desarrollar más negocios.

Escrito por Jeff Prestes. Fuente: Paypal Stories

By | 2016-05-03T15:00:24+00:00 mayo 3rd, 2016|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment